• elclubdiletante

El nombre del mundo es bosque, de Ursula K. Le Guin, junto a Osamu Dazai y Katherine Anne Porter.

Actualizado: 12 jun 2021

Comenzamos la lectura de una de las novelas de ciencia-ficción que pertenece al llamado "Ciclo de Ekumen o de Hainish", de la escritora norteamericana Ursula K. Le Guin (1929-2018).

El nombre del mundo es bosque apareció primero como parte de una antología de relatos de ciencia-ficción titulada Again, Dangerous Visions, que preparó en el año 1972 el escritor norteamericano Harlan Ellison. Al año siguiente obtuvo el Premio Hugo. Y luego se publicó como libro independiente en el año 1976 por la editorial Berkley Books.

 

«HAY UN MOMENTO EN EL QUE LA DIVISIÓN ENTRE CIENCIA-FICCIÓN Y FANTASÍA SÍ QUE IMPORTA. ES CUANDO ESTÁS ESCRIBIENDO.

AQUÍ VA UNA BUENA, SENCILLA Y SEMIPRECISA REGLA DE ORO: SI LA HISTORIA ESTÁ SITUADA EN UN UNIVERSO QUE SIGUE LAS MISMAS REGLAS QUE EL NUESTRO, ES CIENCIA-FICCIÓN. SI ESTÁ SITUADA EN UN UNIVERSO QUE NO SIGUE NUESTRAS REGLAS, ES FANTASÍA. O, EN OTRAS PALABRAS, LA CIENCIA-FICCIÓN TRATA SOBRE LO QUE PODRÍA SER PERO NO ES, MIENTRAS LA FANTASÍA TRATA SOBRE LO QUE NO PODRÍA SER.»

Orson Scott Card. Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía. (1990).

 

Esta semana compartimos las primeras impresiones que nos ha ido dejando la novela de Ursula K. Le Guin. Pero antes, como es habitual, analizamos dos relatos breves.

"Dinero", del escritor japonés Osamu Dazai (1909-1948), publicado por primera vez en el año 1946. Posteriormente incluido en una compilación realizada por la editorial Kadokawa en 1997. Que luego sirvió de referencia para Colegiala: una selección que publicó en español la editorial Impedimenta en el año 2013.

Por otra parte, "El robo", de la escritora norteamericana Katherine Anne Porter (1890-1980), pertenece al libro Judas en flor y otros cuentos que en el año 1930 publicó por primera vez la editorial Harcourt, Brace and Company.

Hacia el final, intentamos sacarle jugo al debate sobre las diferencias entre ciencia-ficción, fantasía y lo meramente fantástico.

Así se desarrolló la charla:



30 visualizaciones0 comentarios