• elclubdiletante

Los adioses, de Onetti, junto al estudio realizado por Piglia. Y un relato de Marguerite Yourcenar.

Actualizado: 12 jun 2021

Juan Carlos Onetti (1909-1994) publicó Los adioses en el año 1954 bajo el sello de la editorial Sur. Fue la segunda de sus numerosas novelas breves.

Cuando se habla de Onetti uno tiene la sensación de que siempre se deja algo por decir. Esta semana en El Club Diletante acompañamos la lectura de una de sus nouvelles con un extraordinario análisis hecho por Ricardo Piglia (1941-2017) como parte del seminario que ofreció en la Universidad de Buenos Aires sobre las novelas breves del escritor uruguayo. "Los adioses. El espacio incierto de la ficción" corresponde a la cuarta clase de dicho seminario. Las conferencias magistrales del argentino no fueron publicadas hasta el año 2019 por el sello editorial Eterna Cadencia en un libro titulado Teoría de la prosa.

Previamente estuvimos comentando un cuento de la escritora belga Marguerite Cleenewerck de Crayencour, más conocida como Marguerite Yourcenar (1903-1987).

 

«LO SAGRADO ES LA ESENCIA MISMA DE LA VIDA. Y, POR TANTO, ES FUNDAMENTAL TENER CONCIENCIA DE LO SAGRADO EN TODO MOMENTO, INCLUSO AHORA, MIENTRAS SOSTENGO ESTE VASO EN LA MANO. ESTE VASO TIENE UNA FORMA CONCRETA, Y EN ESA FORMA HAY BELLEZA. UN VASO EVOCA EL GRAN MISTERIO DEL VACÍO Y LA PLENITUD QUE HA PREOCUPADO A LOS CHINOS DURANTE SIGLOS. SU INTERIOR PUEDE SERVIR DE RECEPTÁCULO PARA AMBROSÍA O VENENO. PERO, PARA LOS TAOÍSTAS, LO IMPORTANTE ES EL VACÍO. EL VASO LO INVENTÓ ALGUIEN DE QUIEN NO SABEMOS NADA. (...) SI QUISIÉRAMOS AVERIGUAR DE DÓNDE PROCEDEN Y CÓMO SE CREARON TODOS LOS OBJETOS QUE NOS RODEAN, TENDRÍAMOS QUE DEDICAR LA VIDA ENTERA A ESA TAREA. TODO ESTÁ DEMASIADO LEJOS EN EL PASADO, O DEMASIADO CERCA PERO ENVUELTO EN DEMASIADO MISTERIO.»

Marguerite Yourcenar. Entrevista para The Paris Review. (1988).

 

"Cómo se salvó Wang-Fô" es uno de los textos reunidos en su libro Cuentos orientales, publicado en el año 1938 por Éditions Gallimard. Esta historia fue adaptada en 1988 por René Laloux para un cortometraje animado.

He aquí el vídeo del encuentro:



67 visualizaciones0 comentarios